Fong, es el frío hijo del dueño de una cadena. Desde que perdió a su madre y vivió con su padre, Fong nunca experimentó el amor maternal hasta que un día Dios le envió una madre. Pero, la atención no está en esta madre, sino en el hermano recién nacido, el hijo de la madrastra.

Wu es un niño alegre y cálido que, como un sol de verano, derritió el corazón helado de Fong y cambió su habitual vida tranquila. A pesar de todos los intentos de negación, Fong debe admitir que tiene sentimientos por su “hermano” que están lejos de ser fraternales.

¿Qué hacer cuando sus sentimientos se intensifican, chocan con la familia, el amor y la opinión pública?

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario! ¡Déjanos tu comentario!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here